Donde su Salud es Nuestro Orgullo!

¿Qué es la Terapia de Presion Negativa?

¿Qué es la Terapia de Presion Negativa?

Tecnología no invasiva que favorece la cicatrización

¿Cómo funciona la Terapia de Presión Negativa?

La terapia de presión negativa aplicada a la curación de heridas es una tecnología no invasiva que favorece la cicatrización. El objetivo de esta terapia es conseguir un gradiente de presión que disminuye desde que sale de la bomba generadora de la presión hasta que llega a la herida.

Mecanismo de acción

Existen múltiples mecanismos de acción responsables de los beneficios terapéuticos de la terapia de presión negativa íntimamente relacionados entre ellos que son:

  • Contraer la herida.
  • Eliminar el exudado y el tejido no viable.
  • Mejorar el aporte sanguíneo.
  • Promover la formación del tejido de granulación (capilares y tejido conectivo).
  • Estimular físicamente la mitosis.

Indicaciones

  • Heridas resistentes al tratamiento convencional.
  • Tratamiento de heridas que se prevé que sean de larga duración.
  • Tratamiento de heridas profundas y con gran cantidad de exudado.
  • Como tratamiento para la preparación del lecho de la herida (ej. Tratamiento previo a injerto).
  • Como tratamiento coadyuvante a otras terapias o intervenciones (ej. Mejorar de la adherencia de un injerto).

Si hablamos de la etiología de las heridas, serían susceptibles de ser tratadas con presión negativa:

  • Heridas agudas y traumáticas.
  • Úlceras por presión grado 3 y 4.
  • Úlceras venosas.
  • Úlceras diabéticas sin compromiso arterial.
  • Injertos y colgajos.
  • Fístulas entéricas exploradas.
  • Dehiscencias quirúrgicas.
  • Heridas post-reconstructivas que requieran drenaje.

Contraindicaciones

  • Osteomielitis sin tratar.
  • Heridas malignas (excepto como cuidados paliativos).
  • Fístulas no exploradas.
  • Órganos expuestos, vasos sanguíneos o estructuras mayores.
  • Tejido necrótico con presencia de escaras.
  • Enfermedad arterial periférica severa.
  • En cavidades o sinus que no se pueden explorar.

Precauciones

  • Problemas de hemostasia o hemorragia activa.
  • Pacientes sometidos a terapia anticoagulante.
  • Pacientes con malnutrición no tratada.
  • Pacientes no colaboradores.
  • Heridas en estrecha proximidad a vasos sanguíneos y/o a estructuras delicadas.
Alejandro Rodríguez: